Collaborative Families Law Center

Woman and man arguing

Por Qué el Proceso Colaborativo es Mejor que el Litigio

Durante muchos años, las familias han tenido que experimentar no solo las dificultades y las circunstancias que las llevaron a iniciar un caso familiar; pero también soportar la exposición a las experiencias negativas asociadas con los litigios tradicionales. A menudo se dice que el litigio es el campo inadecuado para manejar los asuntos familiares. La razón es que los asuntos de derecho de familia requieren una comprensión no solo de la ley, sino también una comprensión de lo psicológico, emocional y financiero.

Igualmente, importante es la necesidad de una línea de comunicación abierta y directa. Desafortunadamente, en los litigios, debido a su naturaleza procesal, lenta y contradictoria, las personas no se comunican adecuadamente entre sí, sino que “litigan” entre sí. Naturalmente, esto conduce a un alto costo de litigio, así como a un alto nivel de perjuicio para la unidad familiar.

"En un litigio, las personas no se comunican
adecuadamente entre ellos, sino más bien 'litigan' unos contra otros ".

UN ENFOQUE INTEGRAL

Alternativamente, dentro del Proceso Colaborativo, las familias se embarcan en un viaje hacia la resolución de su caso de derecho de familia con la asistencia y orientación de profesionales capacitados en colaboración. Si bien cada participante tiene un abogado capacitado en colaboración que lo representa, el equipo, en su conjunto, se beneficia de la existencia de un profesional de salud mental que actúa como facilitador, así como de un neutral financiero que brinda retroalimentación financiera objetiva en lo que respecta al caso. . Este enfoque de equipo ayuda a abordar los casos desde todos los ángulos, lo que a su vez ayuda a crear un acuerdo completo y bien pensado.

Más importante aún, el proceso de colaboración fomenta las negociaciones basadas en intereses en lugar de un ultimátum posicional. En el Proceso Colaborativo, los días de demoras procesales son cosa del pasado, ya que en este proceso los participantes están en el asiento del conductor indicando cuándo y con qué frecuencia están disponibles para participar en las reuniones del equipo. Cada reunión tiene una agenda adaptada al caso particular, que ayuda al equipo a abordar cualquier problema urgente, así como los asuntos generales que deben resolverse. Debido a que el caso se resuelve dentro de estas reuniones de equipo, este formato ayuda a evitar la falta de comunicación que es muy frecuente en los litigios. Los problemas se abordan y resuelven antes de que alcancen una escalada innecesaria, y todas las preguntas e inquietudes se discuten y resuelven porque el enfoque de equipo multiprofesional lo permite.

Todas estas características del proceso no solo ayudan a las familias a alcanzar resoluciones duraderas, sino que también ayudan a las familias a lograr resoluciones que las ayudarán a evitar futuros litigios en el futuro.

El Proceso Colaborativo es una luz brillante en un túnel oscuro que ayuda a las familias a evitar las trampas del litigio mientras las orienta hacia una resolución positiva y equitativa. Si desea obtener más información sobre el proceso colaborativo, comuníquese con nuestra oficina para programar una consulta o visite nuestro sitio web en Familiescollaborate.com