¿Cómo obtener un divorcio económico?

Tener un divorcio económico es una preocupación común para muchas personas que enfrentan la disolución de su matrimonio. Si bien el divorcio puede ser costoso, existen varias estrategias que puede emplear para minimizar los gastos y lograr un resultado más asequible.

 

A continuación se ofrecen algunos consejos prácticos para tener un divorcio rentable:

1. Elija el proceso correcto:

Si es posible, opte por un divorcio de mutuo acuerdo, en el que ambas partes estén de acuerdo en todas las cuestiones importantes, como la división de bienes, la custodia de los hijos y la manutención. Los divorcios de mutuo acuerdo suelen implicar menos representación legal y honorarios más bajos en comparación con los divorcios de mutuo acuerdo, donde los desacuerdos deben resolverse mediante un litigio.

2. Divorcio por cuenta propia:

Considere manejar el proceso de divorcio usted mismo, especialmente si su situación es relativamente sencilla y amistosa. Muchas jurisdicciones ofrecen kits de divorcio hechos por usted mismo o recursos en línea que lo guían a través de la documentación y los procedimientos necesarios por una fracción del costo de contratar a un abogado. Tenga en cuenta que los divorcios hechos por usted mismo son más adecuados para personas sin hijos y/o propiedades que deban abordarse. Si tiene hijos menores y/o posee bienes, ya sean uno o varios, incluso si las partes están de acuerdo, se beneficiará de una representación equitativa para garantizar que todo se aborde adecuadamente.

3. Mediación o Colaboración:

Explore métodos alternativos de resolución de disputas, como la mediación o el proceso colaborativo de divorcio. Estos enfoques implican que un tercero neutral facilite las negociaciones entre usted y su cónyuge para llegar a soluciones mutuamente aceptables. La mediación y la colaboración tienden a ser más rentables y menos conflictivas que los litigios tradicionales. Ambos enfoques también ayudan a las partes a resolver su caso más rápido que si lo manejaran a través de un litigio tradicional.

4. Elija el estilo de abogado adecuado:

Si bien necesitará específicamente un abogado de derecho de familia que lo represente en el manejo de un divorcio u otro asunto relacionado con el derecho de familia, es importante conocer el enfoque que ese abogado en particular utiliza para manejar sus casos. Algunos abogados son más propensos a complicar y prolongar los casos, lo que genera más costos y honorarios. Otros abogados están más centrados en resolver problemas y alcanzar una resolución, lo que ahorra dinero y tiempo. El estilo de abogado que contrate afectará la trayectoria de su caso. Es importante investigar, consultar sus sitios web y qué impresión le da. Lea reseñas de Google para conocer experiencias pasadas de clientes. El abogado actuará como su voz en este proceso, por lo que es importante que la “voz” que utilicen sea la que usted desea que se transmita en su nombre.

5. Limitar la Representación Legal:

Si es necesario contratar a un abogado, considere limitar su participación a tareas específicas en lugar de una representación completa. Por ejemplo, podría contratar a un abogado únicamente para revisar documentos legales o brindar asesoramiento legal por horas en lugar de contratarlo durante todo el proceso de divorcio.

6. Esté organizado y preparado:

Agilice el proceso de divorcio reuniendo todos los documentos financieros relevantes, como las declaraciones de impuestos de los últimos 3 años, el formulario W2 más reciente, recibos de sueldo y extractos bancarios de 6 meses para todas las cuentas personales y comerciales, 12 meses de extractos de tarjetas de crédito y títulos de propiedad. , antes de iniciar el procedimiento. Estar organizado y preparado puede reducir el tiempo que su abogado dedica a recopilar información y, en consecuencia, reducir sus honorarios legales.

7. Negociar los honorarios de los abogados:

Al contratar a un abogado, pregunte sobre opciones de ahorro de costos, como tarifas fijas o planes de pago. Algunos abogados pueden ofrecer tarifas reducidas para divorcios de mutuo acuerdo o brindar representación de alcance limitado a un costo menor.

8. Manténgase enfocado en el panorama general:

Durante todo el proceso de divorcio, priorice su bienestar y estabilidad financiera a largo plazo sobre los ahorros a corto plazo. Si bien es esencial minimizar los gastos, asegúrese de tomar decisiones que sirvan a sus mejores intereses y promuevan una resolución justa y equitativa.

 

Al implementar estas estrategias y explorar opciones de ahorro de costos, puede lograr un divorcio más asequible y al mismo tiempo garantizar que sus derechos e intereses estén protegidos durante todo el proceso.